Noticias

Noticias

28 Jun

Después de 10 días de trabajo este 28 de Junio de 2017 en las instalaciones de la Alcaldía de Orito se llevó a cabo la presentación y protocolización del Capítulo Indígena.

El documento será incluido mediante ajuste al Plan de Desarrollo Municipal “ORITO NECESITA QUIEN LO QUIERA 2016 - 2019” en desarrollo de los acuerdos pactados entre la administración del municipio de Orito – Putumayo y los 11 pueblos y 41 cabildos indígenas agrupados en las asociaciones indígenas ACIPAP ƗNKAL AWA, CAIOP y ASCEK, según la ruta metodológica de consulta y concertación del 9 de junio de 2017.

La sesión contó con la presencia del Alcalde del municipio de Orito, el señor Manuel Eduardo Ocoró Carabalí, sus secretarios de despacho y jefes de oficina por parte de la administración municipal, los presidentes de las asociaciones indígenas y autoridades de los 11 pueblos indígenas presentes en el municipio y el equipo profesional de Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia – Gobierno Mayor.  En calidad de garantes asistieron el señor Personero municipal Felipe Buchely y los integrantes del Concejo Municipal.

El Capítulo Indígena tiene como eje central, el fortalecimiento al sistema de economía propia e integral, la gobernanza y los sistemas normativos; asimismo garantiza la protección de los derechos territoriales, el fortalecimiento institucional y organizacional y garantizar el derecho integral a la salud, proyectos de infraestructura vial y de vivienda; esto integrado a los cinco ejes establecidos en el Plan de Desarrollo Municipal ORITO NECESITA QUIEN LO QUIERA 2016 – 2019.

Las partes acordaron un monto mínimo total de $3.497.959.000, provenientes de SGP y SGR para la implementación única y exclusiva de los acuerdos establecidos en el Capítulo Indígena para las vigencias 2017, 2018 y 2019; excluyendo del monto anterior los recursos provenientes de la Asignación Especial del Sistema General de Participaciones para los Resguardos Indígenas (AESGPRI) de los que son beneficiarios los resguardos indígenas presentes en el municipio de Orito – Putumayo. De igual forma la administración destinará posteriores recursos con los cuales se busca dar cobertura total.

27 Jun

PRIMEROS JUEGOS ANCESTRALES YACUAS YANACONAS

El pasado 24 de junio, los Indígenas Yacuas Yanaconas de Palestina en el departamento del Huila, celebraron los primeros juegos ancestrales de su comunidad.

Con la participación de hombres, mujeres y niños distribuidos en diferentes categorías y seis disciplinas; se dio apertura a estos juegos enmarcados en un componente de profunda espiritualidad y respeto por la ancestralidad.

El compañerismo, la sana competencia y alegría característica del Pueblo Yanacona animaron la jornada. Música y baile servían de fondo a la risa de los niños y los abrazos de los Mayores, quienes veían como sus tradiciones eran retomadas.

Pero el festejo no solo se limitaba a lo deportivo, para este Pueblo el año nuevo llegó el día 21 de junio y que mejor oportunidad para darle la bienvenida.

Con el Turmequé (Tejo de piedra), deporte que consiste en derribar con una piedra de forma ovalada, un palo o tronco ubicado a una distancia determinada (18 metros para los hombres y 12 para las mujeres) iniciaron los juegos. Otros cinco juegos también despertaron inquietud en los pequeños y animaron a los participantes.

El Cuy tapado, en donde cada uno de los participantes con los ojos vendados debe ubicar utilizando solo una vara un Cuy, el cual ha sido enterrado previamente hasta el cuello.

Vara de premio: con gran habilidad, se debía realizar el ascenso por una vara de Guadua de aproximadamente 12 metros, la cual era enterrada de manera vertical y engrasada previamente para agregar un grado de dificultad a la prueba; aquel que pudiera llegar a la cima se coronaba como el ganador de la prueba.

Tuso: esta prueba utiliza como elemento esencial una tusa de maíz o mazorca, la cual se ubica de manera vertical en el suelo; sobre esta se van acumulando monedas (una por participante) El objetivo es derribar la torre empleando una moneda arrojada desde tres metros de distancia, quien lo logre se declara ganador.

Un partido de banquitas (micro fútbol jugado por dos equipos de cinco integrantes cada uno en una chancha reducida, al igual que los arcos que no superan el metro de altura) y la carrera de encostalados en la pista de 15 metros de longitud, finalizó la jornada deportiva. Cabe mencionar que este evento contó con el apoyo del Ministerio de Cultura.

Evento cubierto por: Lina Martínez de Gobierno Mayor

21 Jun

Por: Germán Gómez Polo / @TresEnMil

La posición estratégica de Buenaventura frente al océano Pacífico la ha convertido, por décadas, en zona de disputa de los ilegales.

A las tres de la madrugada del pasado 6 de junio, Gobierno y líderes de Buenaventura armaban con pinzas el acuerdo que le daría fin al paro que ya sumaba semanas. La alborada ese día llegó con la noticia de un pacto entre las partes, en el que el Ejecutivo y la Gobernación del Valle se comprometieron con inversiones que ascienden a los $1,5 billones en la ciudad.

Pero Buenaventura no salió a protestar porque una mañana se levantó sin nada. Por supuesto que no. Buenaventura es el ejemplo de un rincón que alberga problemas estructurales que afectan a sus pobladores desde hace décadas, mejor dicho, desde siempre.

Además de no tener cubiertas las necesidades básicas, la violencia es constante en la ciudad que alberga el que se considera el puerto más importante del país. Entre finales de 2013 y comienzos de 2014, según un informe de la Fundación Ideas para la Paz (FIP), la batalla campal entre los Urabeños y remanentes de la Empresa, dos de las bandas criminales que se disputan el manejo del narcotráfico en la región, encendió las alarmas.

No sólo hubo un incremento de los homicidios, sino desplazamientos internos, y se denunciaron prácticas “tan brutales como el pique de víctimas estando vivas”, señala la publicación. Una cruenta disputa por el territorio que antes dominaban las Farc y los paramilitares. Lo más grave es que la posición estratégica de Buenaventura lleva a que su violencia también alcance poblaciones aledañas.

Razones suficientes para que la zona rural de Buenaventura, junto a Guapi, López y Timbiquí, municipios del Cauca, conformen la novena circunscripción especial de paz, que puede elegir en las elecciones de 2018 un representante a la Cámara que lleve la bandera de sus intereses como región afectada por la guerra.

El informe de la Misión de Observación Electoral (MOE) sobre el asunto indica que en los tres municipios del Cauca, de acuerdo con registros entre 2014 y 2016, hay presencia del Ejército de Liberación Nacional (Eln), mientras que en Buenaventura hay actividad extrema de bandas de crimen organizado y hasta 2011 el arraigo del paramilitarismo era extremo.

A esto se suma la alta densidad de cultivos ilícitos: que en Timbiquí llega a 907 hectáreas, en López a 867, en Buenaventura a 627 y en Guapi a 256. Factores que en conjunto podrían ser una de las razones por las que la dificultad de acceso a los 167 puestos de votación (667 mesas) se ubique en media y alta.

En esta circunscripción se estima que hay 496.668 habitantes, de los cuales 265.059 hacen parte del censo electoral, sin embargo, la participación en 2014 para Cámara, Senado y segunda vuelta presidencial apenas sobrepasó el 41 %. Para la votación del plebiscito del 2 de octubre, por ejemplo, la participación fue apenas del 29,9 %. 

Según los resultados electorales de 2014, en la región hay un gran poderío del Partido Liberal, que obtuvo la mayor votación en tres de los cuatro municipios para la Cámara y el Senado, a excepción de Guapi, en donde ganaron la Unión Patriótica en la Cámara y el Partido de la U en Senado.

Asimismo, el apoyo al presidente Juan Manuel Santos es innegable. En todos los municipios de la circunscripción ganó en primera y segunda vuelta, con amplias mayorías, y el Sí en el plebiscito obtuvo más del 90 % de los votos.

Pero querer la paz es una cosa y tenerla es otra. Entre enero de 2016 y el 20 de abril de este año se han presentado ocho episodios que se califican como violencia política y social, todos ellos en Buenaventura, donde se registraron cuatro amenazas (una a un diputado electo) y cuatro asesinatos de líderes sociales.

La zona es una caldera en la que se cocinan diferentes tipos de violencia, rutas del narcotráfico y problemas estructurales, como pobreza, salud, infraestructura y acceso a la educación, y donde la presencia del Estado es escasa, sobre todo en cuanto al acceso a la justicia.

De cara al posacuerdo y a las elecciones de 2018, hay varios retos urgentes. El primero, garantizar la estabilidad de una región que estuvo paralizada y exige compromisos por parte de un Estado que había vuelto sus ojos. Segundo, que además es un tema que se discute hoy en el Congreso: se debe lidiar con nuevas formas de expresión de la violencia, frenar la expansión de las bandas de crimen organizado y evitar que éstas, como otros actores armados, interfieran en la selección de los candidatos que aspirarán por los movimientos sociales y no se coaccione a los electores.

http://colombia2020.elespectador.com/territorio/el-pacifico-una-caldera-por-apagar

21 Jun

Foto: Mauricio Dueñas / EFE

 

Pasaron varias leyes de acuerdo de paz, pero mecanismo no fue "tan rápido" como el Gobierno pensaba.

 

En estos seis meses se utilizó en el Congreso el llamado 'fast track', mecanismo mediante el cual se tramitan los proyectos para la paz en el Legislativo de forma mucho más ágil.

En este tiempo se lograron aprobar iniciativas para dar seguridad jurídica a la reincorporación de las Farc a la vida civil.

En este componente se encuentran la ley que crea la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), la ley de amnistía e indulto, el proyecto que establece las bases para el partido político de las Farc y el estatuto de oposición, que busca dar apertura democrática.

 

Sacar adelante esas iniciativas se tornó más difícil desde hace un mes, después del fallo de la Corte Constitucional que eliminó la posibilidad de que, durante el debate de los proyectos de paz, el Gobierno trancara proposiciones que alteraran lo acordado. 

Todas las propuestas de los legisladores deben debatirse y votarse, lo que hace más lento el trámite de los proyectos. La preocupación en la Casa de Nariño por este hecho no fue menor. Prueba de ello es que la semana pasada el Gobierno le pidió a la Corte anular ese fallo. 

Si bien el 'fast track' tenía una vigencia de seis meses, fue prorrogado por un tiempo similar, es decir, irá hasta noviembre de este año. 

Pero el Gobierno tendrá un obstáculo adicional: la campaña electoral en marcha. A partir del 20 de julio, luego del receso de mitad de año, los legisladores estarán más en sus regiones buscando votos que pensando en sacar adelante los proyectos. 

Aún quedan pendientes iniciativas como la que reglamenta la justicia para los excombatientes y la que crea las 16 circunscripciones de paz. También quedan por iniciar su trámite la reforma política y la ley de tierras, temas que ya han levantado ampolla.

 

 

 

Balance del trabajo

 

 

 

Los proyectos aprobados

 

Con la conciliación en Senado, el lunes se terminó de aprobar el proyecto que regula las fotomultas en el país, el cual irá a sanción presidencial. Este año el Legislativo también aprobó cambios en el servicio militar y beneficios para quienes no hayan resuelto su situación militar, y la ampliación de la licencia de maternidad de 14 a 18 semanas.

 

 

 

Las iniciativas que quedan pendientes

 

Dentro de las iniciativas que siguen su trámite están la que prohíbe las corridas de toros, la cual se amplió al coleo, las peleas de gallos y las corralejas. Esta iniciativa superó su primer debate y le faltan tres. Igualmente la ley del deporte, para la cual se realizarán cuatro audiencias en diferentes partes del país, quedó para su primero de cuatro debates después del 20 de julio.

 

 

 

Los proyectos que se hundieron

 

Rechazo generó en la opinión pública el hundimiento, por tiempos, del proyecto de ley que proponía aumentar las sanciones contras los ausentistas. La misma suerte corrieron la ley del actor, que profesionalizaba ese oficio, y el derecho fundamental al agua. Los impulsores de estas iniciativas han dicho que insistirán en ellas en el siguiente año legislativo.

 

http://www.eltiempo.com/politica/congreso/proyectos-de-ley-aprobados-y-pendientes-en-el-fast-track-101078

 

Acerca de Nosotros

AUTORIDADES  TRADICIONALES  INDIGENAS  DE COLOMBIA es una  organización Nacional  Indígena  con  un proceso  de aproximadamente  40  años, que tiene como objetivo principal la defensa  del territorio  y el fortalecimiento  de la identidad , y cuyo  cumplimiento se plantea  en cada  una  de las actividades  y acciones propuestas desde la coordinación nacional. Mas Información.

Contáctenos