Acerca de Nosotros

A continuación encontrará una presentación donde conocerá un poco más de nuestra Organización.

[prezihm]http://prezi.com/fvto5bnjiymk/?utm_campaign=share&utm_medium=copy&rc=ex0share [/prezihm] 

21 Mar

EL BASTON DE LAS AUTORIDADES TRADICIONALES INDIGENAS

1. Consideraciones preliminares:

 Los pueblos indígenas tenemos una concepción clara de la integralidad  y diversidad del mundo; distinto del sistema en el cual  las relaciones se parcelan por aspectos y especialidades. De igual manera tenemos claro el vínculo inherente entre la persona humana con el entorno natural existente. Por eso hablar de proyección es hablar de varios detalles en cuya relación conjunta apuntan al bienestar material e inmaterial de la sociedad, en equilibrio con el entorno que le rodea; pero sobretodo  se trata de un proyecto de vida  que asegure bienestar y una pervivencia digna a las generaciones.

 El término “política” no es traducible en las lenguas indígenas; pero eso no indica que seamos ajenos a ella;  nuestra política está fundada en la cosmovisión y en el compromiso de acción hacia todo lo que vaya en beneficio comunitario. De manera que la política la concebimos desde la práctica donde se debe reflejar la voluntad comunitaria orientada por su propia experiencia. Es allí  donde emerge su propia fuerza de autoridad y poder.

 El poder en los pueblos indígenas no se relaciona con la ostentación de privilegios; es una decisión, es la fuerza de voluntad y de autodeterminación de los pueblos. Por eso un proyecto político lo concebimos como un Proyecto de vida de poder  en tanto el conjunto de la sociedad planifique y haga cumplir su voluntad.

 Un proyecto inspirado desde la visión de los pueblos indígenas es un proyecto de vida en el que se han de conjugar los elementos de la historia, el territorio,  la autoridad y la palabra. Se trata de un proyecto político con identidad, al tamaño de nuestros ideales y de  cara al mundo contemporáneo.

 La pluralidad étnica y cultural de Colombia demandan hoy por hoy, un  proyecto de vida   que interprete la multiplicidad de realidades; no un proyecto  simplemente acorde a las leyes, sino acorde a las realidades y necesidades.  Por ello, Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia siendo de naturaleza indígena, pero también colombiana y por lo tanto latinoamericana; se propone sustentar y orientar un proceso dentro el concepto de proyecto de vida   que bien puede considerarse como punto de partida  hacia un ejercicio real de la democracia en la pluralidad.

 2. Sobre  la Autoridad Indígena.

 La Autoridad indígena es una institución ancestral propia de cada pueblo (102 pueblos indígenas en Colombia) y  goza del reconocimiento y legitimidad por su comunidad según sus usos y costumbres, que además su reconocimiento prima sobre cualquier norma general. Cada pueblo indígena según sus particularidades tiene establecido unas instancias, niveles y procedimientos para el ejercicio  de la autoridad que, fundados en principios políticos y filosóficos, permiten el control social, el cuidado de su territorio y la relación con otros sectores. Esa autoridad está representada a través de personas experimentadas y comprobadas en su voluntad y capacidad de servicio a la comunidad. Podemos decir entonces, que la  esencia de la autoridad y el poder está en el pueblo cuando ejerce su voluntad; es decir que la voluntad del pueblo es un mandato que para efectos de su cumplimiento delega dicha voluntad en una persona de su confianza y reconocimiento para que ejerza unas facultades o potestades que le otorga el pueblo.

 De acuerdo al nivel organizativo y/o  grado de conservación de las tradiciones, los diversos pueblos indígenas cuentan con sus autoridades políticas (con la figura de cabildos o capitanías) y culturales (con la figura de sabedores o médicos tradicionales); de manera que la experiencia y la vocación en el desempeño de una tarea al servicio de la comunidad, constituye un elemento de autoridad. Además en el proceso de evolución cultural algunas comunidades han comenzado a delegar funciones de autoridad en la nueva dirigencia a manera de prueba.

 La capacidad jurídica y política de las autoridades indígenas por su existencia histórica como autoridades de los primeros pueblos, hace que las relaciones con las diferentes instancias deban tener un espíritu de horizontalidad donde se pueda entablar un diálogo de Autoridad a Autoridad.

 3. Sobre el proceso  de Autoridades Tradicionales  Indígenas de Colombia.

 Como proceso social,  es una dinámica de inter-relación entre los pueblos indígenas a través de sus autoridades y voceros, donde confluyen experiencias y conocimientos de las  comunidades, que permiten el mutuo fortalecimiento. Pero además permite una relación con otros sectores de la sociedad.

 Como proceso histórico, es una forma e instrumento de resistencia frente al atropello a los Derechos de los Pueblos Indígenas, por parte de la institucionalidad, así como los grupos al margen de la ley, porque sabemos claramente que en forma mancomunada podemos hacer escuchar y hacer valer nuestra voz.

 Como proceso esta  constituido y dirigido por Autoridades de Pueblos Indígenas en Colombia, con un proyecto Nacional, por la legítima defensa de los derechos de los diversos sectores sociales; en particular por los Derechos ancestrales de los pueblos indígenas. Además es una escuela de formación política propia de la nueva  dirigencia indígena en Colombia.

 4. Principios de Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia.

 A partir de unas premisas filosóficas que tienen legitimidad y validez, Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia se funda en los siguientes principios:

 a. Territorialidad: Sobre la base irrenunciable  a continuar existiendo y perviviendo dentro de un territorio considerado como un bien inalienable e imprescriptible,  que como derecho ancestral tienen los pueblos indígenas. Pues la tierra es la máxima razón de la lucha indígena porque la tierra es la fuente de la vida material y el crecimiento  espiritual; ella es inherente a nuestra identidad.

 b. Historicidad: La vida de nuestros pueblos y nuestras autoridades tiene una historia inmemorable  que se explica en su propio pensamiento; la historia es para nosotros la raíz de la vida, es el fundamento del futuro; es la huella marcada en la memoria  y por lo tanto la pervivencia de nuestros pueblos y nuestras autoridades es indefinida en el tiempo.

 c. Unidad en la diversidad: La pluralidad de los pueblos constituye para la humanidad un patrimonio invaluable, porque  en ella a es posible el florecimiento de los distintos conocimientos, experiencias y estrategias de pervivencia.  En la diversidad es posible buscar y encontrar el equilibrio. La Diversidad es el jardín de las culturas en cuya inter-relación podemos  comprender las  leyes de la naturaleza

 d. Oralidad: Sobre la convicción de que la palabra es vida y tiene espíritu; en ella se expresa la esencia de nuestro pensamiento.  La palabra es mensaje; es compromiso, es enseñanza y es un don. Por lo tanto la tradición oral es un pilar para conservar viva la memoria colectiva de nuestros pueblos.

 5. Principios  internos

 Uno de ellos es velar por el fortalecimiento de las autoridades ancestrales de los Pueblos Indígenas lo cual implica el fortalecimiento de la cultura en sus distintas manifestaciones; respeto a los fueros internos de cada pueblo y la potenciación del espíritu de resistencia con dignidad. Por eso Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia  no se considera “representante” de los pueblos y comunidades que participan en él; mas aún no concibe una estructura piramidal en su organización. Nuestra fortaleza  está en las mismas comunidades y sus autoridades.

 6. Política externa

 Los pueblos indígenas no concebimos el término equívoco de “minoría”, pues nuestra existencia histórica no es meramente cuantitativa. Somos ante todo naciones porque tenemos los elementos de territorio, gobierno propio y grupos humanos con una tradición anterior a la vida republicana. En todo caso Autoridades Tradicionales Indígenas en Colombia en el  respeto de las relaciones con la institucionalidad ha optado en considerar como una relación de Autoridad a Autoridad.

Por otra parte  considera que lo indígena no se refiere exclusivamente a los grupos humanos de tal condición; lo indígena representa hoy un legado al cual la sociedad está llamada a asumir, para reencontrarse con su identidad; sus raíces.  En resumen Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia considera que el norte o el futuro de Colombia y Latinoamérica está en sus raíces indígenas a los cuales la sociedad debe volver su mirada.

Finalmente  no nos consideramos  una organización exclusiva  de indígenas para indígenas; la naturaleza de su origen es indígena, pero sus fines están fundadas entre otros en el principio de la diversidad,  lo cual implica la participación directa o indirecta de otros sectores de la sociedad.

Colombia es un país  tropical con diversidad de climas y pisos térmicos; con una superficie terrestre de 1.141.748kmts.2 y una superficie marítima de 928.660 Kmts2. Somos una nación  multiétnica y pluricultural con  43 millones de personas aproximadamente; una ubicación geopolítica estratégica que lo bañan dos océanos. Somos uno de los países más ricos en biodiversidad en el planeta (mas de 50.000 especies de plantas de todos los climas; mas de 1.500 especies de peces; numerosos parques naturales, paramos), recursos hídricos, fauna y flora que hacen de Colombia un paraíso con relación a otras naciones del continente y del mundo,

Tenemos un potencial de recursos que nos permiten de cultivar y producir  variedad de especies medicinales y alimenticias; lo que daría un nivel de vida satisfactorio, siempre que hubiera una administración justa y equilibrada de los recursos, tal como lo establecen los fundamentos y principios constitucionales de la carta política de 1991.

En Colombia hay 102 pueblos nativos considerados indígenas de los cuales  60  conservan sus  lenguas; pueblos afrocolombianos y raizales con una riqueza cultural milenaria; una sociedad mestiza culturalmente diversa y con un potencial de conocimientos y una riqueza de tradiciones y folclor que hace que en forma permanente haya programación de festivales y eventos.

En resumen somos un país con un potencial en lo social, económico, ecológico y cultural.

No obstante Colombia padece el drama de la guerra donde los sectores más vulnerables (niños, mujeres, ancianos, campesinos, indígenas) somos quienes estamos afrontando la peor parte de las consecuencias.

 La constante violación de los derechos humanos en distintas formas; la explotación indiscriminada de los recursos naturales, el alto índice de  NBI, el desplazamiento forzado de comunidades enteras, las desigualdades sociales y económicas y la indiferencia institucional frente  los problemas sociales; son los elementos que hoy están caracterizando a la Colombia contemporánea. Pero más aún Colombia vive el drama de la corrupción y la impunidad en distintos niveles y  en forma sistemática frente a lo cual  estamos inertes. Estamos perdiendo la vocación y el espíritu de cambio y hemos optado en asumir el salvavidas de la individualidad. En este orden los sectores sociales y organizativos con tendencia alternativa, estamos atomizados sin que podamos generar una fuerza como conjunto de la sociedad Colombiana.

 Frente a esta realidad, Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia,  busca desarrollar una propuesta orientada a la construcción de una alternativa nacional, pensando en el país,  lo cual a partir de la visión integral del mundo indígena, se esboza en un aspecto fundamental, LA VIDA.

 8. El proyecto de vida Autoridades Indígenas de Colombia.

 Autoridades indígenas de Colombia considera que el fin último de todo proyecto debe ser la protección de la Vida en su diversidad; la vida humana, la vida de la naturaleza (recursos naturales) y la vida de nuestra historia, es decir la memoria, las raíces; aquello que permite la proyección generacional.

El drama de la humanidad es su falta de conciencia sobre la dimensión, significación y valor de la vida. El egoísmo con su existencia no le permite sentir que la tierra es madre de la humanidad y no un simple bien mercantil como medio de producción.

 El apetito de poder y de tener, rodeado de mezquindad;  no le permite al hombre ser solidario; y tiene una mirada de su entorno como “cosas” y “recursos”.

 Con facilidad el hombre olvida sus ancestros y nos cuesta comprender que el árbol vive gracias a sus raíces. Por ello Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia,  considera vital la recuperación de la visión integral y cíclica del mundo, para que en esa medida las personas asumamos el lugar que nos corresponde y en forma colectiva procuremos defender la vida en su integridad y en su dignidad.

LA VIDA ES ANTERIOR Y SUPERIOR A CUALQUIER NORMA.

 9. Líneas de Acción  por la defensa de la Vida

La materialización de los principios  de Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia, se enmarca en el histórico DERECHO TERRITORIAL, por ser fuente de vida material y espiritual y porque de allí emergen elementos esenciales que garantizan la vida.

 a. Aspecto de los Derechos Humanos

La vida humana es un valor invaluable, es el símbolo de la perfección de la naturaleza, es la máxima creación o evolución. Por lo tanto es un deber imperativo  la defensa de la vida y la dignidad

Pero la vida y la dignidad se conjuga con todos los aspectos que intervienen para garantizar la pervivencia humana; de manera que los derechos humanos implican beneficios y responsabilidades para garantizar  la integridad, la pervivencia digna y el respeto a la coexistencia entre la persona humana con el entorno natural que es fuente de vida.

En términos de Autoridades Tradicionales  Indígenas de Colombia,  los derechos humanos tienen una aproximación a lo que llamamos DERECHO MAYOR,  que se refiere a la práctica integral del conjunto de beneficios y responsabilidades que ejercemos individual y colectivamente, para garantizar una vida en paz, lo cual implica bienestar de la persona humana en equilibrio con la naturaleza, es decir sin detrimento de los recursos naturales. Pero ante todo dicha práctica está enmarcada dentro del cuidado de  unos principios que son mandato de vida (territorio, la historia, la diversidad y la palabra.)

 Frente al fenómeno del desplazamiento,  inseguridad y distintas formas de violencia; en general, frente a la violación de los derechos humanos, Autoridades Tradicionales Indigenas de Colombia,  continúa la invitación a las movilizaciones  pacíficas y propositivas; por otra parte, propone la masificación de la solidaridad no como una opción sino como un mandato social y además,  denuncia a los organismos internacionales correspondientes sobre la forma y niveles de violación de Derechos Humanos en Colombia.

 Finalmente A propone a la sociedad nacional, la exigencia de un asiento con  VOZ Y VOTO en toda mesa de negociación que se vaya a propiciar entre el Gobierno y las fuerzas al margen de la ley. Sólo en esa medida es posible viabilizar la participación directa de la sociedad civil en dicho escenario para reclamar  el anhelo del pueblo frente al fenómeno del conflicto armado.

 b. La Vida en lo ecológico

El problema del deterioro ecológico es un problema estructural con responsabilidad tanto social como  institucional. Es un problema de educación, pero también es un problema de intereses económicos mezquinos y de complicidad frente a las políticas internacionales. De igual forma los grupos armados al margen de la ley y los grupos que propician los cultivos ilícitos son  otro factor de desestabilización ecológica en Colombia.

 Frente al problema del deterioro ecológico,  continuamos firmes  en la posición de no a la explotación de recursos en forma indiscriminada, no a la fumigación y no a los megaproyectos que tienen impactos ecológico.  Es necesario la aplicación de una política educativa en el tema de cuidado y control de los recursos naturales; lo mismo que el ejercicio de una política de soberanía sobre los recursos de manera que no estén al arbitrio de los intereses de las multinacionales.

 c. La Vida en lo político

Un proyecto político es un proyecto de vida. Una política participativa o democrática debe caracterizarse por la concertación y el consenso, debe garantizar el ejercicio del pluralismo político y jurídico, debe ser legítimamente participativa pero sobretodo debe ser  transparente, debe ser dignificante de la vida.

 La gobernabilidad de Colombia no debe estar fundamentada solo en la aplicación de unas normas sino en la vivencia cotidiana de unos principios garantes del bien común. Tampoco la política puede reducirse a unas decisiones electorales. Por las circunstancias que actualmente vive Colombia, la política debe constituirse en un espacio de diálogo y tolerancia donde los diversos sectores de la sociedad tengamos garantías para proponer diversas iniciativas encaminadas al bien común. Debe generarse una política de paz; una política que garantice la convivencia dentro de la diversidad y finalmente una política de reconciliación dentro del criterio de justicia.

Autoridades tradicionales Indigenas de Colombia propone que debe establecerse mecanismos e instrumentos que garanticen una democracia directa y no solo participativa; es decir que se refleje la soberanía política en los procesos de decisión de derechos fundamentales. Si bien es cierto que en Colombia existen las ramas del poder; hoy se requiere establecer mecanismos de codecisión donde la sociedad sea protagonista de ella.

 d. La  Vida  cultural

La cultura como identidad debe estar alimentada en las raíces, en sus valores, en las prácticas y el conocimiento popular; es decir que la diversidad étnica y cultural de la nación, en su conjunto debe ser una  fortaleza como conjunto de la sociedad Colombiana.

La cultura como educación y ciencia contemporánea debe estar acorde a la realidad y a las potencialidades y necesidades de nuestro país; pero sobretodo debe entenderse que la cultura y el conocimiento deben ser un bien al servicio de la sociedad y no un bien mercantil.

La cultura como la educación no debe ser tema de estratificación, porque la esencia del ser humano no se estratifica. La cultura y el conocimiento representan una ventana que nos permite el dialogo constructivo y sobretodo nos permite la visión integral del mundo. Por eso en el pensamiento indígena  la cultura lo es todo, donde innegablemente están los factores del territorio y autoridad.

En tanto cada cultura regional o étnica u otra, estén alimentadas y fortalecidas y a su vez sean tolerantes; habrá condiciones para un diálogo intercultural y solamente en esta dinámica hay fortalecimiento mutuo y podemos hablar entonces de una soberanía.   Autoridades Tradicionales  Indígenas de Colombia considera que los medios de comunicación representan un instrumento decisivo  para el crecimiento cultural del país, es por ello que debe replantearse la política de las comunicaciones y el manejo de los medios para que los Colombianos contemos con verdaderos medios de comunicación y no con  monopolios de manipulación.

 e. La vida Económica y alimentaria

La economía colombiana no puede ser un asunto de manejo estadístico. Debe mirarse la realidad, las condiciones de precariedad de millones de familias que somos la mayoría. Frente a esta realidad se requiere un ordenamiento de la propiedad, tanto de la tierra como de los capitales, de tal manera que cumpla una función social.

Se requiere la aplicación de políticas de estímulo a la producción agraria y la reducción del consumismo de productos suntuarios externos.

La política de la soberanía alimentaria debe reflejarse desde los hábitos en el consumo, pasando por la aplicación de prácticas autóctonas pero modernas en la producción sana y la transformación de alimentos y recursos en bienes alternativos de consumo.

Autoridades Tradicionales indígenas de Colombia considera que en función de ejercer una soberanía alimentaria, debemos rechazar la manipulación genética de alimentos y demás recursos porque atentan contra la salud humana y la salud de la madre tierra.

 

AUTORIDADES TRADICIONALES INDIGENAS DE COLOMBIA

Subcategorías

Acerca de Nosotros

AUTORIDADES  TRADICIONALES  INDIGENAS  DE COLOMBIA es una  organización Nacional  Indígena  con  un proceso  de aproximadamente  40  años, que tiene como objetivo principal la defensa  del territorio  y el fortalecimiento  de la identidad , y cuyo  cumplimiento se plantea  en cada  una  de las actividades  y acciones propuestas desde la coordinación nacional. Mas Información.

Contáctenos