Noticias

Noticias

11 May

Terminó la espera de más de 30 años para el resguardo indígena La Laguna Pejendino. Según informó la Agencia Nacional de Tierras, ante la Oficina de Instrumentos Públicos de Pasto, se dio cumplimiento al acuerdo número 42 del 11 de diciembre de 2017, por medio del cual se constituye el resguardo del pueblo Quillasingas, lo que les garantiza a los miembros de esta comunidad su derecho fundamental de acceso al territorio.

El resguardo, de la que es considerada una de las comunidades indígenas con más alto grado de espiritualidad del territorio, quedó constituido con 21 predios de propiedad del cabildo que suman un total de seis hectáreas.

“Esta es la respuesta a los compromisos asumidos por el gobierno nacional con los pueblos indígenas Pastos y Quillacingas. Lo que está haciendo la máxima autoridad de tierras de este país, significa reconocer el derecho al territorio de una comunidad que históricamente ha venido recuperando su identidad indígena y que ha hecho todo por las vías legales y de manera legítima”, dijo Nicolai Quintana, coordinador de la Agencia de Tierras en Pasto.

Los indígenas Quillasingas están felices porque, según explica Francisco Igu, gobernador del resguardo “esto es lo máximo a lo que uno puede aspirar, es una bendición, ser constituido como resguardo es la reivindicación más alta que nos han otorgado y demuestra que ha valido la espera y que ha valido tener fe en el proceso y en las autoridades”.

La constitución del Resguardo Indígena La Laguna Pejendino del pueblo Quillasingas beneficia a 485 personas, que hacen parte de 125 familias.

09 May

Han pasado 18 años desde que la Corte Constitucional ordenó la Formulación de un Plan de Salvaguarda Étnica para 34 Pueblos Indígenas, en el marco de la superación del estado de cosas inconstitucional del Auto 004 de 2009 que busca la protección de los derechos fundamentales de los pueblos que han sido afectados a causa del desplazamiento generado por el conflicto armado.

Uno de esos 34 pueblos es el Sikuani, que se ubica en la Orinoquia colombiana, en los departamentos de Arauca, Guainía, Meta y Vichada. Su Plan de Salvaguarda se llama “Jiwi Sikuanitsi Waja Nakua Liwaisi Namuto”.

El inicio de la construcción de este Plan se dio a finales de 2011 en la que se conoce como la capital del Pueblo Sikuani: Cumaribo, en el departamento de Vichada.

Según Javier Sánchez, coordinador del Plan de Salvaguarda, “la propuesta está cimentada sobre los ejes de Territorio, Educación, Salud, Productividad, Mujer, Familia y Generación, Infraestructura y Gobierno Propio”. Un trabajo técnico y político del cual hacen parte 8 dirigentes y autoridades de los distintos departamentos de la Orinoquia.

Sánchez también manifestó que “este ejercicio de unificación ha sido difícil dada la diversidad que tenemos a pesar de ser un mismo pueblo, ha sido una tarea difícil, torpedeada en varias ocasiones pero aspiramos que en junio se pueda socializar en todos los 6 departamentos el resultado final. Y en junio concertar con el Alto Gobierno todas las propuestas, en las que haya disenso, seguiremos insistiendo a través de la incidencia política y jurídica y si hubiera lugar a través de la resistencia”, puntualizó el líder indígena.

El Mayor Fabio Castillo es el representante del pueblo Sikuani ante la Autoridad Mayor Colectiva de Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia - Gobierno Mayor. Él asegura que “con ese Plan se pretende proteger y garantizar la pervivencia de los pueblos indígenas en riesgo de extinción física y cultural. De ahí la importancia para que el Estado colombiano cumpla este mandato expedido por la Corte Constitucional”.

Para el Mayor Fabio, “con el cumplimiento de esta sentencia de la Corte Constitucional, los pueblos indígenas tendremos la posibilidad de seguir existiendo como tales, conservando nuestra identidad”.

En ese sentido, Sánchez también manifiesta que “anhelamos que el Plan de Salvaguarda sea el instrumento que garantice nuestra pervivencia como Indígenas Sikuani de Colombia”.

05 May

Por: Edwin Suárez - Oficina de prensa Gobierno Mayor

La gobernadora del resguardo indígena pijao Calapicá, del municipio de Ataco Tolima,  Diana Maritza Figueroa aprendió a jugar cuculumá cuando estaba muy niña. Para el juego se necesita precisión, hay que pasar una especie de canica o boliche, desde la distancia rodándola por el suelo, por los orificios de una tabla que se ubica en el piso. Actualmente, Figueroa es la más reciente campeona de esa práctica de entretenimiento tradicional pijao, en el marco de los juegos indígenas departamentales que se realizan en el Tolima.

Ella tiene un alto interés por los juegos tradicionales y autóctonos de los Pueblos Indígenas. Por eso, junto con otros 50 gobernadores y comuneros participó en la socialización y retroalimentación de los lineamientos de política pública dirigidos a los entes departamentales para el fomento de juegos tradicionales, autóctonos y populares, actividades deportivas y deporte convencional que viene adelantado Coldeportes, como medida de cumplimiento a uno de los acuerdos que desde la Mesa Permanente de Concertación Indígena quedó incluida en el Plan Nacional de Desarrollo 2014 – 2018.

Wilmer Trujillo, coordinador de los lineamientos de esta política pública, estuvo presente en el evento que se desarrolló entre el 4 y 5 de mayo en La Mesa Cundinamarca y explicó a los asistentes que el objetivo de los lineamientos de esta política pública es el de “reconocer los derechos de los Pueblos Indígenas. En este caso a los juegos ancestrales, al deporte y la recreación desde la forma que contribuya a su fortalecimiento cultural y de sus procesos organizativos”.

Una vez protocolizados los lineamientos, el próximo mes de junio, estos serán la misiva que les dice a gobernadores departamentales y alcaldes municipales que por medio de sus entes deportivos deben implementar estrategias y eventos que permitan fortalecer las prácticas deportivas autóctonas, tradicionales y ancestrales de los pueblos indígenas. Además, se convierte en una herramienta para que las mismas comunidades logren que estas prácticas se vean reflejadas en los planes de desarrollo municipal y departamental.

Sin duda, esto ayudará a fortalecer la cultura de muchas comunidades y le dará un empujón a aquellos territorios en los que sin ningún tipo de ayuda estatal hacen un esfuerzo enorme para mantener vivas sus tradiciones a través de juegos ancestrales. Es el caso de resguardo Yacuas de la etnia Yanacona. Año tras año, desde inicios de la década de los 90s, en este territorio realizan los juegos tradicionales.

En los juegos de Yacuas hay uno muy particular. Es enterrar entre la tierra un cuy, solo se le dejan los ojitos y la nariz por fuera. A una persona se le vendan los ojos y con una varita, en un radio de unos cinco metros cuadrados, debe tratar de ubicar dónde está enterrado el animalito. ¿El premio? El cuisito.

Para el gobernador del resguardo Yacuas, Eduard Imbachí, los lineamientos de la política pública que Gobierno Mayor socializa con sus comunidades “son fundamentales porque de cierta manera le dan una ruta para que las comunidades no se sientan abandonadas y se pueda seguir visibilizando, acabar con la negación de estas prácticas culturales”, puntualizó Imbachí.

Una mirada distinta al deporte

Lo más probable es que Coldeportes mira al deporte como una competencia y es común oír hablar de esa institución, sobre todo, cuando se revisan los deportes de alto rendimiento. Los principales logros de la entidad se miden en medallas de oro, algo que dista mucho de la cosmovisión y de la manera en como las comunidades indígenas conciben el deporte.

¿O se imaginan ustedes a las comunidades hace más de 500 años compitiendo por un pedazo de oro? No, porque ese metal precioso no tenía valor y era abundante.

El valor de los deportes para las comunidades gira en torno a la hermandad y el equilibrio. El Taita Manuel Mavisoy, gobernador del resguardo Camentsá Villa, del municipio de Sibundoy Putmayo, explica que en su territorio anualmente realizan juegos que involucran a las etnias camentsá e inga. “El principal objetivo de estos juegos es crea una armonía entre la comunidad”, expresa el Taita Mavisoy.

Con la construcción de los lineamientos de política pública que permitan el fomento de juegos tradicionales, autóctonos y populares, actividades deportivas y deporte convencional, las organizaciones indígenas y Coldeportes han anotado tremendo golazo, se han ganado una verdadera medalla de oro.

03 May

Para que se dé la constitución del resguardo Central Kwexs Kiwe, del municipio de Florida, en el Valle del Cauca, haría falta únicamente la firma del director de la Agencia Nacional de Tierras. Literal. Todo lo demás está listo. Se han surtido y agotado todos los procedimientos que la ley 160/1994 exige para reconocer y constituir el resguardo.

Pero han pasado 18 años y decenas de familias nasas siguen esperando que el Estado colombiano les conceda el derecho que tienen los Pueblos Indígenas al territorio. Ni si quiera un fallo de la Corte Constitucional emitido en 2015 que obligaba a la ANT a realizar esa constitución en dos meses, ha permitido el reconocimiento legal al territorio Central Kwexs Kiwe.

Por eso, según expresa un comunicado de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), “el día de ayer miércoles 2 de mayo, luego de diálogos y reuniones durante todo el día y de recibir como respuesta de funcionarios y directivos de la ANT, la negativa a reconocer la constitución del resguardo, aproximadamente 15 autoridades indígenas del cabildo Central Kwexs kiwe se negaron a salir de las instalaciones de la ANT para realizar una toma pacífica”, en la cual se exige la Constitución del resguardo ya mencionado.

Milton Conda es un consejero de la ONIC y ha acompañado esa lucha de los comuneros nasa de Kwexs kiwe. Él está seguro de que el Gobierno ha retrasado la Constitución de ese territorio porque allí hay seis concesiones mineras y se prevé la construcción de la autopista que conectaría al Pacifico con la Orinoquia.

A esta hora se adelanta una reunión con la Agencia Nacional de Tierras para tratar de darle salida a la problemática. La resistencia continúa.

Acerca de Nosotros

AUTORIDADES  TRADICIONALES  INDIGENAS  DE COLOMBIA es una  organización Nacional  Indígena  con  un proceso  de aproximadamente  40  años, que tiene como objetivo principal la defensa  del territorio  y el fortalecimiento  de la identidad , y cuyo  cumplimiento se plantea  en cada  una  de las actividades  y acciones propuestas desde la coordinación nacional. Mas Información.

Contáctenos

Dirección:

Sede Principal: Calle 16 A #2 - 69 Barrio Las Aguas
Teléfono: +57 (1) 4633116
Celular: +57 3228827566
Sede Calle 17: Calle 17 # 4-49 Barrio Veracruz
Teléfono: +57(1)8133778  

Email:

Secretaría: gobiernomayor@gmail.com
Comunicaciones: comunicacionesgobiernomayor@gmail.com
Territorio: territoriogobiernomayor1@gmail.com

Bogotá Colombia.®